CÓMO ACTUAR ANTE UNA SANCIÓN DISCIPLINARIA EN 10 PASOS

El uso de las sanciones disciplinarias pueden ser una forma de abrir paso al despido de un trabajador bajo el concepto de pérdida de la confianza en el sancionado.  Otras simplemente es el ejercicio del derecho del empresario de controlar la actividad laboral.

En todo caso, mantén la calma, si recibes una sanción disciplinaria debes saber cómo actuar y te lo explico en 10 pasos:

1.- La recepción de la sanción:

Las sanciones puedes recibirlas de diferente modo, por burofax, mail, o de forma presencial por escrito, e incluso de forma verbal.

En todo caso, si es escrita, es preciso firmar su recepción como “no conforme”, porque si por error firmamos el “Acepto”, estaríamos reconociendo nuestra culpabilidad desde el primer momento

Si la sanción disciplinaria fuera comunicada verbalmente, ten la precaución de buscar testigos, y si es posible, llama a los representantes de los trabajadores de tu empresa.

2.- La importancia de la copia:

Lo habitual es la comunicación por escrito. No olvides pedir una copia, comprueba que es igual en todo al original, e insisto, firma “no conforme” e incluye de tu puño y letra la fecha en que la has recibido antes de firmar.

3.- Fechar:

Que conste la fecha en que la recibe es importante porque el plazo de los habituales 10 días hábiles para el Pliego de Descargo comienza el día siguiente de la recepción.

4.- La rebaja:

Si al comunicarte la sanción te ofrecen una rebaja con promesa de no incluir dicha sanción en tu expediente, el consejo es no firmarlo, porque hacerlo es reconocer directamente la falta disciplinaria de la que te acusan.

5.- La sanción:

Recuerda que la sanción no puede consistir en reducción de descansos, vacaciones o en una multa pecuniaria.  Lo normal, son suspensiones de empleo y sueldo.

6.- Plazos:

 No podemos confundir el plazo para presentar el Pliego de Descargo, que en cada empresa se determina (normalmente 10 días hábiles), con el plazo de impugnar la sanción.

El plazo para impugnar una sanción es de 20 días hábiles . Es importante impugnarla porque, si no, en 20 días se hará firme.

7.- La importancia del contenido del Pliego de Descargo y de la Impugnación de la Sanción:

Es importante tener el asesoramiento de un abogado, porque, por ejemplo, aquello que reconozcas en el Pliego de Descargo será considerado hecho probado en el juicio, y si no lo sabes comenzarás cometiendo errores irreparables.

8.- Sanción Judicializada:

No te de miedo judicializar. Y ten en cuenta, que no es posible que un Juez te imponga una sanción superior a la que la empresa pretende. Luego, nada tienes que perder.

9.- La carga de la prueba:

Probar los hechos que han dado lugar a la imposición de la sanción por la empresa es una obligación que recae en la empresa, y en la practica judicial si están mal fundamentadas o no logran probar las causas de tu sanción, el Juez puede considerar que no ha lugar a imponerla o que es una sanción desproporcionada.

10. Busca apoyo profesional:

La importancia de estar bien asesorado es fundamental. Y si te decides por nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

This entry was posted in General. Bookmark the permalink.